Seguinos en
FaceBook
Página Principal arrow Bolivia arrow La OEA en Cochabamba y la importancia de la cultura  
miércoles, 26 de julio de 2017
Institucional
Página Principal
Información Institucional
Enlaces de interés
Servicios
Actualidad cultural
Documentos
Eventos
Culturales
Corredores culturales
Convocatorias
Entre redes
Red Interlocal de ciudades iberoamericanas para la cultura
Unidad temática Cultura de la Red Mercociudades
Red de Centros Culturales de América y Europa
Red Iberformat
Les Rencontres
Redesearte Paz
Herramientas
Buscar
WebMail
Contáctenos
Culture21
Red Latinoamericana de Arte y Transformación social
La OEA en Cochabamba y la importancia de la cultura PDF Imprimir E-Mail

oea_bolivia.pngEn el mes de junio de 2012 se reunió en la ciudad de Cochabamba, Bolivia, la 42ª Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA). En ese marco, se presentó el informe sobre la quinta reunión interamericana de Ministros y Máximas Autoridades de Cultura. En esa oportunidad se destacó la importancia de la cultura como principal articulador en la construcción de una convivencia de paz y su contribución al desarrollo económico, al fortalecimiento de las democracias y a la inclusión social.

Es importante resaltar que los Jefes de Estado y de Gobierno en cada una de las Cumbres de las Américas que se han celebrado, han reconocido, entre otros aspectos, que la cultura desempeña un papel primordial en el desarrollo integral de los Estados miembros y contribuye positivamente a la creación de la cohesión social.  

Existe el compromiso de promover el diálogo intercultural y el respeto por la diversidad cultural; a incrementar sus esfuerzos para promover y apoyar las industrias y actividades culturales y creativas como parte de sus políticas nacionales para la promoción del crecimiento económico sostenible, la creación de empleos y la generación de ingresos; y, a facilitar el intercambio de conocimientos y prácticas sobre la protección y promoción del patrimonio cultural de una forma sostenible.

El Coordinador Nacional de la Red Cultural Mercosur de Bolivia, Roberto Aranibar, con respecto a esta Asamblea de la OEA, expresó en la revista chilena “La Panera” (Nº 29, julio 2012),  que es importante que “la cultura sea tomada en cuenta y que entiendan los gobiernos que la cultura es el motor y eje central de desarrollo de las naciones, que cultura es sinónimo de avance y que tienen que poner más énfasis en ella para lograr mejores resultados en sus gestiones. ¿Algo que rescatar? El respeto que se debe a la libertad de expresarse desde nuestras culturas, todas ricas y con gran aporte para la humanidad, el deber que tienen los gobiernos de rescatar y preservar estas culturas, pero ojo no solo las ancestrales también las emergentes. El reconocer que todas y cada una de ellas es parte e identidad de nuestros países, de nuestra América y que enriquecen nuestro vivir y que son responsabilidad de estado.”

Aranibar resalta que “la mayoría de las revoluciones y los cambios de la humanidad lo han llevado adelante intelectuales y artistas… Los grandes caudillos, Bolívar incluido, levantaron armas en defensa de la libertad y del respeto a sus culturas… Conquistadores, dictadores, gobiernos “democráticos” lanzaron sus primeras armas contra los artistas e intelectuales para reprimir a los pueblos… ¿los hacedores de cultura no somos fuertes? Yo creo que sí, estoy seguro que si, solo hace falta sacudirnos el polvo de las espaldas y tomar nuevamente nuestro verdadero rol frente a los nuevos retos que se nos imponen. La Carta Democrática Interamericana incluida.”

Son 34 países, incluyendo al Caribe anglófono, y ante la pregunta de ¿cómo poner en marcha una declaración cuando las diferencias son tan grandes y marcadas, (incluyendo el idioma)?, el Coordinador boliviano responde que “esas diferencias que nos hacen un continente pluricultural y multiétnico es lo que nos da la fortaleza para hacerlo, el principal escollo no serán nuestras diferencias sino la voluntad de nuestros gobernantes; es por eso que me inclino más a la idea de que somos la sociedad civil quienes tenemos esta tarea en nuestras manos, es responsabilidad de los estados, es cierto, pero los estados deben reconocer que somos nosotros los idóneos ejecutores y que a ellos solo les corresponde legitimar nuestras acciones.”

La entrevista completa a Roberto Aranibar puede leerse en www.galeriapready.cl, Revista LA PANERA, Número 29, julio 2012.

Foto: www.oas.org